Cita con ángeles, canciones y pelota en postemporada…

      Por Boris L. García Cuartero

 

Silvio Rodríguez

Silvio Rodríguez

      Silvio Rodríguez está en Cienfuegos, para celebrar con los cienfuegueros el aniversario 30 de los trovadores Pedro y Roberto Novo, artistas profetas en su tierra –aunque el viejo axioma diga lo contrario. El hombre-Cuba aprovecha su experiencia de cantar en el barrio para darse una vuelta por esta ciudad del mar, saludar a sus colegas en el arte y regalarnos la singularidad de sus composiciones.

 

        El concierto abrió –en un lugar mal seleccionado por sus organizadores, por cierto-, mientras en el estadio Cinco de Septiembre los Elefantes evitaban la mordida de los Leones. Los nuestros mantuvieron el paso hasta la mismísima novena entrada, aunque no pudieron rebasar las ocho carreras, mientras los representantes de la capital llegaron a diez.

 

Los Elefantes, equipo cienfueguero de beisbol

Los Elefantes, equipo cienfueguero de beisbol

      Tratando de estar en los dos lugares a la vez, ni vi el final del partido ni el principio del homenaje. Cuando me acercaba escuché a los Novo, interpretaban una conocida composición a su espacio vital, le daban paso a Lázaro García, otro de los nuestros que guitarra en mano, reclamaba la atención de un público heterogéneo, por aquello de la novedad y tender la mano a Silvio, preferido de varias generaciones e icono para los de un poco de más edad.

 

      Ahora los Elefantes tendrán que batirse de tu a tu para empatar la serie play off. El comienzo en el estadio Latinoamericano fue favorable a los Industriales, al otro día empatamos y esta vez caímos ante el más repelido conjunto del beisbol antillano, pero al que a su vez, hay que reconocerle su valía –con dos en el bolsillo azul y solo uno en el verde cienfueguero, no queda más remedio que jugar al duro.

 

Hermanos Novo, los homenajeados

Hermanos Novo, los homenajeados

    Minutos después de finalizado el partido, el autor de Cita con ángeles aparecía en público. Precisamente con esa comenzó, seguía El Mayor… el coro se agigantó y los aplausos se oían a lo lejos, como para reverenciar una noche pródiga en acontecimientos… Cuando vuelva a aclarar el día, Silvio cantará en la noche, esa vez en la barriada de Reina y casi al unísono Elefantes e Industriales volverán a la pelea… que lástima no tener el poder de la obicuidad… otra vez habrá que tomar grandes decisiones…
Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s