Después de la tormenta…

Por Boris L. García Cuartero

Alivia presa Zaza, en Sancti Spíritus

Alivia presa Zaza, en Sancti Spíritus

…viene la calma. Así dice otro añejo refrán; y se hizo la calma si de fuertes aguaceros se trata, esos que pusieron en tensión todas las fuerzas en las provincias del centro cubano, tras fuerte amenaza de comenzar temprano con las zozobras que nos depara la temporada ciclónica.

En Cienfuegos, por suerte y por desgracia –vaya paradoja, verdad- la mojazón fue para complicarnos la vida: llegadas tarde al trabajo, zapatos mojados, ropa mojada, la imposibilidad de salir a hacer una gestión, molestias por la humedad y filtraciones para quienes vivimos en viejos edificios, sin esperanzas de reparaciones capitales y con desconsiderados vecinos para completar el cuadro.

Los acumulados mayores fueron en la zona montañosa del territorio, donde los pluviómetros marcaron cifras muy inferiores a los registrados en las provincias de Sancti Spíritus y Ciego de Ávila, aunque si hubo que movilizarse ante la crecida de ríos, incomunicación de poblados y la debida prevención ante cualquier otro fenómeno asociado a la saturación de los suelos.

Nuestras presas, aún sin promover alarmas por estados que comprometan la responsable utilización de las aguas; la agricultura con sus altas y bajas, por cierto, el programa urbano de producción de alimentos con resultados en el último control realizado –sin comentarios-, pero por suerte sin daños por intensas lluvias y en los medios de comunicación el mensaje oportuno.

Lo digo porque este viernes en la revista informativa que dirijo –“Impacto”- tuvimos el tino de invitar al jefe del Grupo Provincial de Pronósticos Meteorológicos, y dejó bien claro el mensaje: atención con los fenómenos de intensas lluvias, porque suelen provocar en ocasiones más daños que un ciclón, como también dejó bien claro que no por el augurio de una temporada baja, si de huracanes se trata, hay que bajar la guardia.

Cuba se mantiene en el mismo lugar –como llave del Golfo de México-; los ciclones mantendrán la misma ruta, muy a pesar de las consecuencias del cambio climático, una temática ampliamente debatida por el especialista, por tanto habrá que prestar la misma vigilancia de siempre, porque basta con que uno solo de los diez pronosticados se acerque, para que nos haga estragos en medio de una situación todavía difícil.

El pitcher Vladimir García, un dolor de cabeza para los Industriales

El pitcher Vladimir García, un dolor de cabeza para los Industriales

Por lo demás –en medio de la calma- se reanudó la final de la Serie Nacional de Beisbol. En Ciego de Ávila hay locura, ahora mismo le ganan nueve carreras por dos a los Industriales; ayer cuando les tenían a punto de mate, se fueron a extrainings y los dejaron con la carabina al hombro –a los avileños-, para generalizar el pesar a una gran mayoría de los cubanos, que con el equipo de la capital no queremos nada…

Más los cienfuegueros, pues nos barrieron y en nuestro propio estadio Cinco de Septiembre, para echar por tierra las aspiraciones verdes al campeonato del pasatiempo nacional. La tempestad ahora la sufren los azules Industriales y no es de agua precisamente, sino de batazos, esos que disfrutamos los cubanos… cuando jugamos a la pelota…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s