Cual antídoto contra los males…

Por Boris L. García Cuartero

Lo dije en el post anterior, hay vergüenza en la Isla, quizás no totalmente distribuida, mas existe; palpable entre los que construyen, sin importar las dificultades. Es la motivación para dar y se enriquece en el ejercicio diario, en la búsqueda constante de la perfección –a sabiendas de que humana, es imposible.

Lo pude comprobar sentado, mirándole de frente, como se discuten y solucionan los problemas. La vi en una dulce y responsable mujer, quien al mando de una institución bancaria, exige de los suyos el cumplimiento del deber, a sabiendas, igual, de las dificultades, de la rareza humana que nos acompaña en el día a día, esa capaz de agradar y maltratar al mismo o indistintamente en el tiempo.

Y de la capacidad humana conversamos. La capaz de encontrar en las excepcionalidades el compás que hace útiles las acciones de los humanos, que ayudan a sobrevivir, a mejorar la existencia, a llegar al trabajo, cualquier día de la semana, con el espíritu solidario que debiéramos tener por naturaleza, dado por el aforo de raciocinio entregado como regalo de Dios –dirían los creyentes.

Resulta que un sábado cualquiera tuve la intención –qué equívoco el mío- de convertir en papel moneda un cheque contentivo de mi labor. Mas, en apenas unos minutos se vino abajo la ilusión, el derecho y por obra y gracia de dos seres, amparados en una insólita recomendación de “más arriba” que deja a la interpretación los deberes de una institución para con sus clientes… ¡y en un Banco!

No acabo de dilucidar si para proteger a sus trabajadores o desproteger a sus clientes, pero lo cierto es que la letra impresa del procedimiento perpetúa para la estupidez humana que un sábado los servicios se brinden a medias: solo aquello, esto o lo otro y excepcionalmente el cambio de cheques por un valor superior a una ínfima cifra…

No en balde el custodio del Banco me dijo NO, hoy NO hay suficiente dinero en caja… ante tal absurdo, busqué otra respuesta y la funcionaria a cargo ese día, también me dijo NO, porque el procedimiento establece que… y reprodujo el insólito documento. Cuando le riposté que en la otra sucursal de la misma dependencia siempre me decían SI, ella solícita volvió como autótamata a reproducir el legajo, con un final y concluyente NO.

Juro que me hirvió la sangre… por suerte no llegó al río convertida en estéril discusión –porque la resultante hubiera sido NO-, pero decidí hacer pública la situación y como el más común de los mortales, envié la queja al periódico de mi provincia, con copia para uno nacional, en los cuales más de una vez la vergüenza y desvergüenza se han dado la mano, para asombro de sus lectores y notorio desprestigio de desprestigiados funcionarios.

Hubo respuesta esta vez, con los puntos, acentos y estolidez incluida de los argumentos firmados por alguien, quien en el ánimo de regular las actividades laborales, entorpece la vida a laboriosos congéneres… pero qué se puede esperar de la burocracia…todavía ahí, incapaz, irracional, fijada al suelo sin ser terrenal; atenazante y amenazante, hecha de códigos obsoletos, como si las dificultades de estos grandes pensadores estuvieran todas resueltas y allá tu con tus problemas…

En mi ánimo estuvo replicar, mas confieso me venció el pesimismo. Solo sentado frente a la directiva pude respirar optimismo, porque evaluarán el desempeño y buscarán en la conciencia cómo enmarcar el “excepcionalmente” que dicta el ¿procedimiento? y deja a la deriva a quien un sábado se le ocurra asociar la semejanza de ese día con el resto de la semana de trabajo.

Por suerte hay antídoto contra los males; multiplicarlo y repartirlo es harina de otro costal…ya le conté a mi colega encargada de la columna para atender a los lectores en el periódico provincial, creo sería un buen motivo para publicar el encomio a una reflexión.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s