El crimen de Barbados

Por Boris L. García Cuartero

Tenía 14 años. De esa etapa difícilmente se logran borrar los recuerdos, aunque uno se esfuerce por desaparecer de la memoria los malos ratos, el pesar de los semejantes, la angustia de los cercanos, la virilidad de un pueblo que lloró y llora a sus hijos porque un par de cabrones se inventaron la peor manera de querer tumbar a Fidel.

Corría el año 1976, era seis de octubre y la noticia enlutó a la inmensa mayoría de los hogares cubanos –aunque no se tuviera un familiar desaparecido frente a las costas de Barbados. Se cometía uno de los más horrendos crímenes que conociéramos los que despuntábamos en medio de una fuerte lucha ideológica, al extremo de llegar al terror.

73 almas –la mayoría cubanos- pagaron por el pecado de ser cubanos y vivir en la Isla, representar a Cuba, regresar a la Patria con el orgullo de ser deportistas dorados y cubanos. Una explosión en pleno vuelo de una nave cubana les inmortalizaría como víctimas de la guerra contra mi país, fueron sacrificados para amedrentar, fueron en definitiva eso, víctimas de la decisión soberana de seguir en pie, entre las turbulentas aguas del Caribe…

Un pueblo enérgico todavía reclama justicia. El llanto es interminable como lo es la virilidad de amanecer cada día en la Cuba vilipendiada por sus enemigos, admirada por sus amigos, ejemplo para muchos, discordia para otros… todavía la imparcialidad inclina su balanza hacia la parcialidad y la desvergüenza, todavía los autores del crimen andan sueltos… uno quizás vanagloriándose en el infierno, otro al amparo de sus protectores.

Nunca se borrará de mi memoria la fecha. Hace 36 años una nave de Cubana de Aviación explotó en pleno vuelo, luego Fidel dijo en el entierro de los pocos restos arrancados al mar que cuando un pueblo enérgico y viril llora, la injusticia tiembla…

Luego el oficio me hizo conocer a Aida, la madre del sobrecargo de aquel avión, quien todavía llora a su hijo, mientras la justicia no llega; también descubrí a Conchita, quien carga  -aunque con la dignidad de ser patriota- el pesado fardo de sus apellidos Posada Carriles… una y otra vez la historia repetida, las intenciones develadas, los macabros planes puestos al desnudo, saber que el terror todavía es práctica contra Cuba…

Es seis de octubre y en Cuba vuelve el dolor a los rostros, ese que no cesa y se multiplica por cada víctima del terrorismo aquí y en el resto del mundo…

Anuncios

6 comentarios

Archivado bajo Sociedad

6 Respuestas a “El crimen de Barbados

  1. Redhead Porn Videos

    Way cool! Some extremely valid points! I appreciate you penning this article and also
    the rest of the website is also really good.

    Me gusta

  2. Merely wanna input on few general things, The website design is perfect, the subject material is really great : D.

    Me gusta

  3. When I first saw this title El crimen de Barbados | Las Cuentas Claras… on google I just whent and bookmark it.Somebody essentially lend a hand to make seriously posts I would state. That is the very first time I frequented your web page and up to now? I amazed with the research you made to make this actual put up extraordinary. Magnificent activity!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s