El viejo Pancho…

Por Boris L. García Cuartero

Homenaje a Pancho en la biblioteca Roberto García Valdés

Homenaje a Pancho en la biblioteca Roberto García Valdés

Así le decíamos de muchachos, cuando empezaron a caerles los quince años a nuestras compañeras y a la usanza de la época, se celebraban con la pompa que se quiere renovar en estos tiempos, en que una vuelta al pasado en ciertas manifestaciones, parece ponerse de moda.

ns Maye Pancho[19-03-12]El viejo Pancho no es otro que Francisco Valdés Padrón, quien junto al negro Villa, eran los únicos que montaban las coreografías para los quince en Cienfuegos. El primero con un respeto absoluto por el vals y todos los movimientos propios de salón, mientras el segundo pretendía romper con la tradición y hacerlo más contemporáneo. Pancho desapareció físicamente hace cuatro años, pero quedó en el recuerdo de muchos coterráneos.

Pancho fue el precursor del trabajo cultural comunitario. Se inventó su grupo de muchachos que aptitudes –las que moldeó como artesano para el futuro- y no pocos premios y reconocimientos obtuvo; el grupo La Edad de Oro es su más genuina presencia espiritual, y agradecimiento eterno de muchos que se dedicaron al arte, llegado el momento para hacerlo como profesionales.

Siempre recuerdo su paciencia sin límites, su amplia sonrisa y hasta el regaño enérgico cuando algún “patón” desentonaba en los ensayos. Era del carajo controlar las catorce parejas de alborotadores que nos reuníamos para el homenaje quinceañero, pero salía y muy bien…trajes, maxifaldas y aquella música –que encontrábamos chea, por cierto- pero que debíamos más que bailar, interiorizar, disfrutar, dejarnos llevar por el cadencioso ritmo… como nos decía el viejo Pancho.

Siempre le saludé con respeto cuando pasaba por su casa o me quedaba de curioso en la acera donde hizo sus primeros espectáculos para la comunidad o en las actuaciones del grupo a las que di cobertura periodística en varias oportunidades… Siempre me respondía el saludo con alegría, con picardía diría yo… como quien dice: qué jodedor, menos mal enderezaste y para colmo vinculado con el arte…

Homenaje a Pancho en su peña

Homenaje a Pancho en su peña

A Pancho le dedicaron “su peña” en la biblioteca provincial Roberto García Valdés, como para que no desaparezca ese espíritu grácil y contentón que le acompañó en vida. No le obnubilaron los premios, quizás porque estaba consciente de que trascendería en el tiempo, a varias generaciones de cienfuegueros, agradecidos por sus enseñanzas y su empeño por la cultura nacional…. ahora entiendo yo, porqué Pancho no nos mezclar el vals con otros ritmos de moda… era genuino su talento y respeto por el buen hacer.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cultura

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s