Desconocimiento vs progreso

Por Boris L. García Cuartero

No concibo administrar, sin tener al menos un conocimiento elemental de economía. Es una exigencia de estos tiempos -debió ser de todos los tiempos-, aunque tuvimos en otra época la “suerte” de gastar, hacer o deshacer sin tener en cuenta costos y gastos, ya que otros pensaban por otros, se encargaban de echar a andar la macroeconomía, a costa de los “amigos”, que bondadosos nos daban más y más, al punto de nosotros también “repartir”…

Se dice y redice hasta la saciedad, que en cada sector de la creación de bienes y servicios hay que saber –y no solo los administrativos, sino también quienes producimos- hasta el último centavo que se gasta, por muy noble que sea lo que hacemos…tanto es así, que en nuestras unidades de Salud Pública existen hoy los argumentos de que esta conquista social cuesta, nos cuesta y le cuesta al Estado cubano… ¿entonces?

Sorprendido salí de la grabación de uno de mis “Cuentas Claras”, pues no había claridad alguna en cuanto a los números que cada día “desangran” la cuenta estatal de los beneficios comunes. Ni costos, ni gastos, solo metodología –según me dijeron- el recurrente término de millonario, la “muela” que hemos escuchado una y otra vez, pero de capacidad para manejar los recursos nada, como si nada costaran, como si a nadie importara cuánto, cómo, de dónde o a dónde…

Una y otra vez se reitera la necesidad de administrar bien lo que tenemos, de no derrochar, de conocer el elemental debe y haber que nos exige la economía…solo que para algunos es asignatura pendiente, aunque sigan ahí, con el mismo discurso de siempre, de otrora, que no puede ser el de ahora, porque a todos nos importa en qué se gasta, cómo se gasta, para todos es interés saber que las ganancias de cualquier actividad se han de convertir en progreso y que el subsidio debe estar muy justificado, porque vicia, el pensamiento y la acción.

Y reitero, sea la actividad que sea, más en nuestro sistema de Salud, al que se le exige calidad en la atención y ese particular también incluye el dominio económico para evitar los gastos innecesarios…valdría la pena revisar muy en serio y en todos los poquitos de la sociedad cubana quién tiene a su cargo responsabilidades, porque lo inconcebible a estas alturas de implementación es tanto desconocimiento, ese que va en contra del progreso.

No basta con abrir la boca y que nos pongan en el “pico” la posibilidad de vivir mejor. Para arreglar la muela también hay que conocer de economía…

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Económicas

2 Respuestas a “Desconocimiento vs progreso

  1. Armando Gonzalez Bolufe

    Boris esta larga historia del descalabro economico cubano se remonta hasta los dias iniciales de 1959 y de ahi arranca el desastre hasta el presente. Los que tenemos memoria historica recordamos la locura de abolir la contabilidad y el dinero como “rezagos del capitalismo” por ordenes del Che Guevara como presidente del Banco Nacional de Cuba sin tener las minimas calificaciones para el cargo, en fin, esas tempestades trajeron estos barros…

    Me gusta

    • Desde el mismo 1959 se comenzó a construir una utopía, ¿quién no se ha equivocado con el decurso? Pudieron cometerse errores en medio de aquella euforia, que siguió y siguió, en medio de condiciones favorables y adversas, internas y externas. No creo que sea el momento de buscar culpables, hace rato que ese momento debió pasar, lo importante ahora es construir, rectificar, hasta aprender si es necesario, para que no sea demasiado tarde.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s