La fiesta de mi barrio

Por Boris L. García Cuartero

(Especial para aquellos que no estarán y que conocen mi barrio)

Ya empezaron a preparar la caldosa. El humo de palos quemados inunda los apartamentos del edificio y los colindantes; esta vez nadie protesta, a nadie le molesta y a quien no le guste el humo se lo tendrá que tragar: están cocinando la caldosa y eso es sagrado cada 27 de septiembre, víspera del aniversario cederista.

El Pingüino comanda las huestes de mi edificio. Allá abajo está Juan Carlos quemando las hojas de más del jardín; Rolo y Ezequiel buscan los palos con que avivar la candela –para mi que van a asar un puerco por la cantidad de madera seca-, la mujer de Marín pela las viandas con El Chino…otros miran por las ventanas, otros ya empezaron a “dar chucho” y auguran qué vecinos bajarán con el caldero más grande para asegurar una buena cantidad del plato criollo, hecho a base de viandas y, creo, dos gallinas por CDR…

Y claro que muchos hicieron su aporte –yo di tres plátanos pintones y unas cuantas yucas que compré ayer…ah y 20 pesos que me tumbó Marilú cuando fui a comprarle cigarros Criollos de Holguín…sí, esos que no hay en el mercado, pero que los revendedores aseguran para “clavarte” diez pesos. A eso de las once de la noche la gente baja de sus casas a tomar caldosa, sonarse unos traguitos de ron –no he visto movimiento de cerveza, claro que de pipa, qué pensaron…y a hacer un poco de cuentos, para a las doce dar vivas a la Revolución, al Partido, a Fidel, a Raúl y por supuesto, a los CDR.

Esta vez no será El Gallego, quien siempre con unos tragos de más, avive el espíritu patriótico de la gente…me enteré hace unos días que se mudó a no se dónde…ay de donde cayó…bueno ese comentario se me fue, no lo tomen en cuenta… pero seguro Rolo con unos cuantos tragos de más tomará su lugar, cuando ya quedemos cuatro gatos allá abajo…estoy seguro que será la falta de agua el tema de esta noche y unos vecinos –me reservo los nombres- que dicen botan el líquido a propósito, para que al resto no les llegue a la casa…qué sinvergüenzura ¿verdad…?

También puede que den algún que otro diploma como reconocimiento a la labor comunitaria. Uno lo tiene asegurado el viejo del primer piso –él participa en todo, se mete en todo, habla de todo y está en todo-, el resto, bueno ya veremos… a mi me tocará uno por donante…no creo que a Julio y Belinda le den nada esta vez, la gente está encendía con ellos y sus razones tendrán…

Pero hoy no importará la escasez de agua, ni que no hayan recogido la basura, ni que haya que sortear el pantano que se arma por culpa de un salidero que a nadie parece importar…hoy es la fiesta cederista y a confraternizar entre vecinos, aunque mañana haya quien le quiera rajar la cabeza al otro… ¿la música? Antes la sacaban de la casa de Machito…hoy no se, pero seguro que sonarán los tambores de Lariza Bacallao y más allá de las doce, hoy no es indisciplina social, hoy es jolgorio popular…total si siempre hay alguien que molesta a los demás con la música bien alta y aunque la gente proteste, al contento poco le importa la opinión de los demás…

Y bajarán los mismos de siempre. A Rolo en su calidad de presidente del CDR le corresponderá el acto político, que se convierte en diatriba contra los que nada aportaron –siempre los hay- aquellos que nunca bajan a las actividades, pedirá más apoyo en las tareas y participación en las limpiezas del área común, que por cierto hoy está limpia, reluciente…ya veremos mañana, cuando a alguien se le ocurra tirar lo mismo un papel sanitario usado que una jabita vacía o llena de basura.

…y El Pingüino, también con unos tragos de más, hablará más de la cuenta, alto, bien alto, como siempre, y le dirá tarrú a alguien o invitará a bailar a alguien o se pondrá pesao con alguien…y eso será cuando ya quedemos muy pocos –los más cargan la caldosa y se van para su casa, no se si a comérsela porque “volaron” el encendido de la hornilla eléctrica o del fogón de gas –que vino por estos días el que toca para el segundo semestre del año- o a garantizar el almuerzo de mañana…

Y mañana será 28 de septiembre, aniversario 53 de la organización creada por Fidel para defender a la Revolución desde el barrio, la misma que pide a gritos actualizarse, adecuarse a estos tiempos en que se necesita otra revolución…pero los muchachos jóvenes no quieren cargos y los viejos están cansados y viejos…¿entonces? Dejaré las reflexiones para otro día, porque aunque no soy amigo de la caldosa y mucho menos de pancitos picados a la mitad con una pasta que sabrá Dios quién y con qué la hicieron, me tomaré mis traguitos con la gente del barrio…

 

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Cubanísimos

Una respuesta a “La fiesta de mi barrio

  1. Pingback: La fiesta de mi barrio | Cienfuegos Hoy

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s