El dilema de la ropa “importada”

Por Boris L. García Cuartero

Ahora mismo tengo en mente a mi amigo Dianko –diseñador cienfueguero- quien muy preocupado anduvo en los últimos tiempos por el cierre de su taller, casa de venta y por tanto del proyecto. Mejor suerte corrió Lourdes Trigo, de igual profesión, con una casa proyecto donde se puede comprar ropa funcional, autóctona…pero ambos, y todos los diseñadores cubanos, en franca competencia con un mercado desleal y “cheo”.

No creo que la medida de suprimir la venta “legal” de ropa importada provoque la hecatombe que algunos dicen, más bien sacará de las calles pulóveres de brillos, con figuras innombrables e irreconocibles, letreritos de todo tipo y estridentes modelos que nada tienen que ver con la cubanía –y que conste, defiendo que cada cual se ponga lo que quiera, así sean las banderitas del imperio u otras…pero es hora de también defender lo nuestro, lo que hace nuestra gente, que tiene ese sabor y olor a Cuba, al trópico, que ayuda a desafiar este intenso calor…

No creo que el Estado –siempre vilipendiado y crucificado, desde adentro y desde afuera- tema a la competencia individual, aunque también debiera revisarse qué se vende en las tiendas estatales, atestadas de productos sin calidad, poco funcionales y “cheos”, que lo mismo en calzado que en textiles, te duran lo que un “merengue en la puerta de un colegio”.

Presupone la medida una ampliación del trabajo para nuestros modistos –ahora a buscar también la materia prima- y se acaba el lucrativo negocio de comprar baratijas en el exterior y venderlas aquí a precios de oro, como mismo lo hace el Estado, pero en fin… ¿en algún país del mundo se permitirá semejante desparpajo? Me han dicho que si, que en todos los lugares la gente sale, compra, entra, vende…pero en fin…demasiadas interrogantes para ser respondidas de una sola vez…

Para mi gusto, dejaré de ver con el tiempo tanto brillo y colores estridentes en nuestras calles –pobre de quienes se pasean con cuanto centelleo tienen en sus roperos, así como hebillitas y todo tipo de accesorios de “afuera”, y como siempre, habrá quien tendrá la posibilidad de ponerse sus ropitas de marca, pero ojalá todo sea por el buen gusto y que esta otra vuelta a la tuerca no nos traiga más sinsabores, sino orden.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Cubanísimos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s