Más de lo mismo…y en 3D

Por Boris L. García Cuartero

No sin mucha sorpresa conocimos sobre la nota oficial del periódico Granma, que entre otras, informa sobre la prohibición de las salas de proyección cinematográfica en 3D y juegos de computadoras. Lo veía venir, después de una extensa publicación en “Juventud Rebelde” y los análisis que derivaban de dicho reportaje.

Solo que –pienso yo- prohibir no era la solución. ¿Cuándo nos aprenderemos la lección de que prohibir no es el camino? Y es que no somos muy duchos en “controlar”, el tiempo ha sido testigo, tan es así que muchos de nuestros males sociales, como la llamada pérdida de valores, son fruto del clima de tolerancia que impera en la Isla.

Estoy de acuerdo en que no debiéramos dejar “colar” en nuestra cotidianidad ciertas costumbres que nos son ajenas y que entran, precisamente, mediante audiovisuales de dudosa factura o las conocidas como inmoralidades –que a fin de cuentas, muchos ven y disfrutan- solo que hacerlas públicas o permitidas, es harina de otro costal.

Se dice que son costosos esos equipos, que la tecnología es inalcanzable para nuestras dependencias estatales dedicadas a la proyección de videos…¿entonces…? ¿cuándo podemos ver los simples mortales una buena película en 3D? ¿no sería más viable “regular” estos negocios particulares, establecer algún tipo de vínculo para que la política cultural no se pierda en el camino del libertinaje de estos tiempos? ¿no había otra manera de supervisar…?

Para algunos –estoy seguro- resultará “raro” esto de controlar o supervisar, acostumbrados a la “libertad” de hacer cada quien lo que le venga en gana, sin supervisiones ni controles estatales, pero nuestras condiciones siguen siendo las mismas y hay que cuidar lo que tenemos, porque al primer “resbalón” no hay quien se levante, pero la vida cambia, el mundo cambia, las tecnologías andan a millón y uno sigue por acá “detrás del palo…”

En fin, no creo que sea el fin del trabajo por cuenta propia –como ya muchos comentan- se trata de otro golpe y porrazo, esos que tanto daño nos han hecho y que parece siguen en el estilo de quienes tienen la facultad de decidir. No dudo que explicaciones hay, siempre las hay, solo que el pensamiento práctico tiene que ir a la par de la acción y para cambiarlo, como se pide, hará falta mucho, pero mucho tiempo…este es otro ejemplo.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cubanísimos

2 Respuestas a “Más de lo mismo…y en 3D

  1. Hola Boris, leyendo tu post, con el cual concuerdo en esencia, que el largo y cincuentenario camino de las prohibiciones no es la solucion de los problemas cubanos (nunca lo ha sido, los ejemplos saltan a la vista..) recorde este claro articulo sobre el tema que lei hace poco.

    Saludos, Bolufe.

    La prohibición no es la salida.

    No existe una sola medida económica de “la actualización” cabalmente inteligente.

    El domingo 3 de noviembre, Granma publicó una nota del Consejo de Estado, donde hace firme la prohibición de importar ropa y/o revender productos de las tiendas estatales para el sector cuentapropista. Varios analistas, ya han señalado todos los pormenores de la medida, sus consecuencias nefastas para todo el mundo, salvo para las corporaciones militares que se ocupan de importar ropa fea, mala y barata con precios altísimos y monopólicos para vender en las tiendas “estatales”. Esta medida como la de cuestionar la ética de los profesores que repasan de manera particular, para completar el salario miserable que reciben en sus puestos de trabajo, y la otra “nueva” de los profesionales con más de 70 años que pueden ahora incorporarse al cuentapropismo, ofrecen más signos sobre los límites de “la actualización” y la ausencia de “cambios de mentalidad”. Habría que agregar los cines privados de 3D, también incluidos en la nueva oleada de prohibiciones.

    Bajo la metáfora del “orden” descansa una concepción de control férreo de todos los recursos económicos en manos del “Estado”, y coloco la palabra Estado entrecomillas porque la opacidad con la que actúan las corporaciones militares y la falta de fiscalización pública de sus activos, deja en la oscuridad las reales relaciones entre las corporaciones militares y el Estado.

    Uno de los problemas raigales del modelo de factura soviética que siguen arrastrando los dirigentes cubanos es el predominio de la planificación centralizada que ellos siguen nombrando “socialista” y la intolerancia a la competencia de las empresas no estatales en relación a las empresas del estado, por lo que cada medida aparece ante los ciudadanos de a pie como la solución de “botar el sofá”.

    La creación de la Zona especial en el Mariel, también arrastra la discriminación para los inversores cubanos residentes en el exterior así como apuesta a crear economías de enclave, mientras prohíbe la inversión pequeña y mediana regulada por el Estado pero directa, con los productores de bienes y servicios estatales y no estatales. Otra medida que privilegia las exclusiones y las prohibiciones.

    La medida de prohibir la importación de ropas y la venta por los cuentapropistas no genera medidas de regulación estatal como debería sino la prohibición. No hay alternativas, la población debe seguir en “harapos”, porque no es una prioridad del gobierno el acceso al vestuario a precios módicos y a ropa de mayor calidad que las que ofrecen las tiendas “estatales”. El consenso popular sobre las soluciones de “botar el sofá” no es más que la evaluación de la incapacidad del gobierno para dar solución a los problemas.

    Mientras, nuestros dirigentes continúan con sus declaraciones disparatadas frente a una prensa absolutamente complaciente y el juicio popular les sigue dando el premio nacional de inventar, en cada ocasión, las soluciones de “botar el sofá”.

    Me gusta

    • En esencia, aparecen otras prohibiciones. Tal pareciera que damos un pasito alante y dos para trás, como la vieja canción. Insisto en que explicaciones tendrá, siempre digo que todo tiene explicación, hasta lo que puede parecer inexplicable, pero en esta ocasión la vieja fórmula de prohibir, en lugar de conciliar vuelve a aparecer. Me sumo a los optimistas que dicen: este parece ser un repliegue estratégico, para estudiar, analizar y luego… ya se, me dirás, ah Boris, tu y tu optimismo…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s