Una anécdota beisbolera (especial para los vocacionalistas)

Por Boris L. García Cuartero

No recuerdo el año –por mi madre que me falla la memoria- solo se que fue aquel curso en que decidieron mezclarnos a todos, cienfuegueros, villaclareños y espirituanos en los mismos grupos. En partido crucial se enfrentaban Las Villas y Pinar del Río, se trasmitía por la TV y nosotros teníamos un televisor en cada albergue…

Aquel ojiverde, narizón y pesao de SS –fanático de la pelota- dirigía “la conga”, ¿alguien recuerda su nombre? Con uno de aquellos peines plásticos graaandes y un papel hacía el sonido de la trompeta, el resto marcaba el ritmo encima de las taquillas…nada, que estábamos en el estadio…Las Villas se coronó campeón y entonces fue la debacle…en aquel entonces no existían reglas que prohibieran la cubanísima bulla en las gradas –de hecho, nosotros hicimos la nuestra…

Recuerdo que nos “botamos” para los pasillos de la escuela. Se armó la gorda, con conga y todo: “Las Villas campeón, Pinar pal cojón”…no hubo guardia de profesores que pudiera con aquello, intentamos “sublevar” a los de secundaria, pero no pudimos llegar…entonces recurvabamos para los últimos edificios de la Vocacional, donde estaban alumnos pinareños del Pedagógico ¿era así?…nos tiraron de todo y nosotros también tiramos, que no éramos mancos…

Al otro día nos reunieron en el polígono central y Olga Durán nos dijo hasta alma mía, y nos retrasaron el horario de salida del pase corto…bueno, eso intentaron hacer, porque los más –entre los que me incluyo- arrancamos para la carretera de Maleza a coger la ruta 4 y nos fuimos pal carajo, qué coño, había que celebrar en cada territorio el triunfo del equipo, además, nos dio la gana, más cuando nos dimos cuenta que Niurka –la hija de Olga- ya había partido de la escuela…

Desde entonces –y desde antes- la muchachera va a los estadios a disfrutar del juego de pelota y a joder, a armar bulla, a gritarle a cualquiera, a meterse con Masantini el torero si para en el cajón de bateo, que muchas veces lo hicimos en el “Sandino”…y qué hay de malo en eso, claro, siempre y cuando no se armen broncas, botellazos o una piñacera, además, qué pinta la Policía en los estadios…

Tengo un amigo jodedor que augura el fin de la controvertida regla antes de que culmine la Serie, porque aquí los decretos se dictan para no cumplirse u olvidarse con el tiempo, así que no ha perdido las esperanzas de aparecerse al “Cinco” con su trompeta en la mano y “formarla” aunque los Elefantes estén perdiendo…a propósito, parece que hay un club de cazadores fuera de fronteras, porque los están recogiendo uno a uno…

Anuncios

8 comentarios

Archivado bajo Cubanísimos

8 Respuestas a “Una anécdota beisbolera (especial para los vocacionalistas)

  1. Lima

    Boris eso fue en el Play off de Pinar vs Las Villas que terminó increíblemente en el Latino. Fue en el año 98 y lo decidió Cheito. Los pinareños eran albergados de la Universidad.
    La verdad q tienen q volver las congas.

    Me gusta

  2. Oquel

    Asi fue Boris, recuerdo que llevaba el maletin del aula lleno de manipuladores (más de 20-30) para los lanzamientos. Finalmente le dimos candela a una pila de basura, tablas incluidas y mucho más. Nos dejaron sin pase o finalmente salimos creo el domingo.

    Me gusta

    • fue una batalla campal jajajaja y en medio de la noche, nosotros con la de perder, porque estábamos abajo, en plena conga y nos tiraron los manipuladores desde los albergues. Aquello no fue “indisciplina social”, amén de algunos cristales rotos y ventanas -cosas de muchachos, no crees-, el pase lo suspendieron, pero muchos nos “escapamos” de la escuela, como solíamos hacer para ir a comer helado al Coppelia o papas rellenas en El Central…qué tiempos aquellos socio, irrepetibles…hoy me acordé por aquello de la suspensión de las congas, ya no saben qué inventar para incomodarnos…¿lo estarán haciendo a propósito? un abrazo

      Me gusta

  3. Jose

    Yo recuerdo aquella noche como si fuera ahora, en las unidades del preuniversitario nadie durmio, salimos con tumbadoras, latas y cuanta cosa hiciera bulla y en una conga arrollamos por todos los pasillos de la ESVOC. Desde los balcones de los albergues se tiraba agua que despues se convirtio en cualquier cosa. Se tiraron manipuladores, toalleros, banquetas etc y milagrosamente no recuerdo que haya habido heridos ni broncas. Al otro dia la ESVOC parecia Berlin despues de la invasion del ejercito rojo..

    Me gusta

    • Este “suceso” me vino a la mente con la fallida prohibición de las congas en los estadios. Aquello fue tremendo, como lo es la gozadera en los estadios de pelota, ¿porqué se empeñarán en quitarnos la alegría? nada, que nos quiten lo bailao…

      Me gusta

  4. Migdalia Lopez García

    Es un suceso de los que nunca me he olvidado pq seguida de la emocion del batazo de Cheito, que en aquellos tiempos era, unido a Muñoz, lo mejor!!! vino la gozadera!!! nuestro albergue de hembras era el ultimo de la escuela y frente a frente los que ocupaban el pedagogico que la mayoria creo que era de Pinar, ya horario de dormir aquella hora bajamos, tiramos dijimos cuanto se ocurrio, luego consecuenciassss, pero se gozo la victoria y la noche de emotividad vocacional, jajaja!!!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s