Pensar con la cabeza

Por Boris L. García Cuartero
Mi amigo Dionisio es poco dado a las discusiones profundas. Prefiere los temas más ligeritos y si son cuestiones libidinosas, mejor. Supera en uno los 50 años de edad y ha pasado por todas, debe ser por esa razón que no le “mete” a la política, dice que se lo deja a los políticos, que a él solo le toca inyectar sus puerquitos y luchar –en la más cubana de las acepciones del término.
Recuerdo que en pleno “período especial” viajábamos juntos en el mismo camión para la misma unidad porcina. Su saludo fue que no había comido nada la noche anterior, porque en su casa solo había boniato hervido y a él no le gusta esa vianda. A cada rato le recuerdo la anécdota, porque ilustra la realidad de muchos por aquellos tiempos.
Sin embargo El Dioni tiene los pies puestos sobre la tierra. Cuando se trata de cuestiones más profundas corre a mi casa, para que le aclare algunos asuntos, por aquello de que el periodista –se supone- esté actualizado o sepa de todo un poco. De aquel 17 de diciembre de 2014 estuvimos hablando largo rato, de lo bueno, de lo malo, de lo humano y también de lo divino.
Lo senté en la máquina para que leyera el discurso de Obama, ilustrativo y muy profundo en cuanto a sus planteamientos e intenciones –y nada de veladas, muy claras, es decir, más de lo mismo. Y así lo interpretó mi amigo, poco tuve que aclararle, es inteligente mi amigo, aunque prefiera emplear su ingenio en cuestiones menos profundas y más humanas: cama y mesa son su pasión.
A él no hay quien lo haga pasar por tonto. Está loco porque hayan mejores guaguas para el transporte urbano –no se por qué le apasiona tanto este asunto…ah, ya recuerdo, viaja a La Habana a cada rato, a nada, a perder el tiempo, para decir que fue a la capital-, quiere una mejoría en todos los órdenes, porque si que ha pasado trabajo, hasta para construir su casita, a golpe de lucha y amigos, pero ya la tiene, por eso se dice un tipo emprendedor, yo diría que soñador, se me parece a un personaje de una telenovela brasileña que andaba por las nubes, aunque El Dioni tiene los pies puestos en el suelo…
Quiere que todo mejore. Que los salarios alcancen, que haya comida en los mercados y comprar lo que le hace falta sin tener que recurrir a la “bolsa negra” y con precios más asequibles, tanto en los particulares como en el Estado, este último en franca competencia con los individuales para ver quién nos hace más cara la vida…
Sabe que para que esto ocurra no hace falta que vengan los americanos, aunque si su dinero para invertir en lo bueno que tiene esta Isla, pero que no nos impongan su modo de vida, eso si que no. Ya está viejo y no tendrá fuerzas para empezar y para colmo negro, sin más mañas que seducir e inyectar a sus puerquitos… ah y luchar, en la más cubana de las acepciones del término…
Sabe que de entrar con todas sus fuerzas –los americanos- el descojonamiento será mayúsculo, porque ya pocos creen en prontas bonanzas ni recuperaciones económicas, la gente habla sin temor alguno y a los muchachos les importa un comino el futuro, viven el día a día y si es fuera de Cuba, mejor…
Vimos juntos la entrevista que concediera a la televisión la diplomática cubana que dirigió las negociaciones y coincidió en el punto del camino: ni pesimista ni demasiado optimista. Hay mucho que lidiar todavía y el camino será largo y difícil, porque ceder terreno sería enterrarnos, aunque es ahora o nunca el acercamiento, porque en unos años no será proximidad, si no deglución.
La historia ha sido complicada, difícil, le digo al Dioni, y esa no se puede borrar de golpe y porrazo. Los objetivos son los mismos de siempre y si nos ponemos a comer de lo que pica el pollo, ni ganamos, pero si perdemos… hay que pensar con la cabeza y hacer lo mismo con muchos de los que nos rodean.

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s