La Feria del Libro en la balanza

Por Boris L. García Cuartero
Seamos honestos, la Feria del Libro en Cienfuegos no fue el acontecimiento que todos esperábamos. Entre desaciertos y aciertos transcurrieron estos atípicos días de fiesta literaria, que distan mucho de aquellas ediciones iniciales, cuando las novedades nos llegaban, quizás más escasas, pero al menos quedaba el consuelo de la vieja práctica de “pasarse” el libro una vez concluida su lectura.
Lo más notorio fue el retraso en las ventas y así lo resumió Yusmel Villalobos, director del Centro Provincial del Libro y la Literatura, en entrevista ofrecida a un equipo de la televisión local: “Tenemos retrasos con la llegada de los libros a la provincia, debido a una deuda que supera los 300 mil pesos con la distribuidora nacional…”
No obstante este contratiempo, el propio directivo trasmitió a la población la tranquilidad de que en cuanto estuvieran los libros en el territorio, se iniciaría la comercialización de los mismos, algo que ocurrió durante los días siguientes, aunque ya el mal estaba hecho y todos nos cuestionábamos: ¿cómo ocurrió, acaso los organizadores no se percataron de tal situación, tan mal andan los controles económicos en esta dependencia de la Cultura, quién siguió de cerca el ordenamiento de la Feria como para desconocer que los almacenes permanecían vacíos pocas horas antes de iniciarse el evento?
Una vez más habrá que sacar experiencias de este desatino que dio mucho de qué hablar entre los cienfuegueros, para quienes se anunció la presencia de 236 títulos en las cuatro carpas a habilitar en el Prado, las librerías Dionisio San Román y La Bohemia y los pabellones juvenil e infantil ubicados en la zona del Muelle Real, según indicaban los medios de comunicación en la provincia.
Sin embargo no todo estuvo perdido. Del programa profesional sobresalió la presentación del texto dedicado a Antonio Muñoz, insigne pelotero y hombre muy dado a decir lo que piensa, sin cortapisas; un cubano de pura cepa que narra su vida desde la humildad de su procedencia hasta la gloria alcanzada en los estadios cubanos y del mundo.
Del programa cultural agradecimos la presencia de la Tía Rosa y sus muchachos durante la actividad de clausura en el Pabellón Tesoro de papel, mientras, en el teatro Tomás Terry la compañía de teatro infantil Abrakadabra deleitaba a los asistentes con una versión del clásico Peter Pan.ns Marle Peter Pan[16-30-03]NS Marla Entrev Feria 2015[16-27-42]
Uno de los eventos culturales más importantes de la Isla llegó a su fin en la otrora colonia de Fernandina de Jagua, a pocas horas de celebrar sus 196 años de fundada y pretendió ser otro de los homenajes al onomástico. Estoy seguro que sus organizadores aun sienten el sinsabor de una feria que debió estar a la altura del orgullo citadino, pero la próxima edición será mejor, estoy seguro, porque dos veces no se puede tropezar con la misma piedra.

Anuncios

2 comentarios

Archivado bajo Cultura

2 Respuestas a “La Feria del Libro en la balanza

  1. Armando Gonzalez-Bolufe

    Ja ja, lo extraño hubiese sido que en la Feria del Libro hubiesen los susodichos estado disponibles como debiese ser, no por gusto el habito de la lectura esta en extincion no solo en la Perla, sino en toda Cuba. Esos tiempos de la libreria La Cultural con amplio surtido de eso mismo, cultura, son de antaño que ojala regresen para beneficio de esos que ahora valoran mas el regueton.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s