Maestro

Por Boris L. García Cuartero

Hoy mi abuelo hubiese amanecido con una sonrisa de oreja a oreja, se hubiese emperifollado –ante la vista burlona y compasiva de la abuela- para encaminarse a “su” escuela y recibir en el camino toda clase de muestras de cariño y afecto.

Al final del día estaría orgulloso de su mesa de director, repleta de tabacos –el regalo más común cada 22 de diciembre- pero lo más importante y que lo hacía el más importante, era el agradecimiento de padres y alumnos por su condición de maestro, ganada durante la formación académica, en la Campaña de Alfabetización y en el ejercicio constante de educar, más que de enseñar. Sigue leyendo

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Crónicas caraqueñas (Feliz Navidad)

Por Boris L. García Cuartero

Estos son días de fiestas en Venezuela, de alegrías, de compartir en familia, de calidez y felicidad. Al menos así dicta la tradición, no importa lo apretado de la economía doméstica o el acoso externo a que está sometida la nación de Bolívar y Chávez.

La Navidad es todo un acontecimiento –y un descubrimiento para cualquier cubano de la Isla, donde la celebración se quedó en el tiempo y su renacer tiene otros matices, pues poco conserva de la religiosidad que le dio origen a los festejos decembrinos, abocados por la modernidad en lo fútil de un mercado inaccesible para la gran mayoría. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Crónicas caraqueñas (llegó Pacheco…)

Por Boris L. García Cuartero

Entre las frases populares que uno escucha a los caraqueños está “llegó Pacheco”. Para el forastero pudiera ser que se acerca alguien con ese apellido, sin embargo, basta con preguntar a los lugareños para conocer que el dicho tiene su historia, vinculada a estos tiempos de celebraciones navideñas y cambios de temperatura.

Resulta que Pacheco fue un floricultor galipanero que vivía en Guaraira Repano, en El Ávila, esa suerte de parapeto que protege a Caracas del clima de la costa. Se dice que cuando eran rojos todos los techos de la urbe, este señor bajaba hasta la Plaza Bolívar debido al frío tremendo que había en las montañas. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Crónicas caraqueñas (¿hallaca o tamal?)

Por Boris L. García Cuartero

Desde que llegué a Caracas escucho hablar de una de las delicias de la cocina venezolana. Y uno se pone a buscar similitudes, un tanto por orgullo y otro por la imprescindible adaptación a los nuevos sabores y olores… cuestión de necesidad más que de glotonería.

La mesa navideña en este país está bien surtida de tradiciones –y digo tradiciones porque esta vez muchos, creo, no llegarán ni a la mitad del surtido, por la carestía de los productos y la crisis provocada. No, obstante hoy probé la hallaca, algo que me habían dicho se parecía al tamal… pero no. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Crónicas caraqueñas (Esperanzas)

Por Boris L. García Cuartero

Impacta en el visitante –cubano- la posibilidad de conectarse a internet desde un teléfono móvil en cualquier lugar de Venezuela. Y es lógico, para los coterráneos que prestamos servicios en este país, en el nuestro, contar con datos parece una quimera, aunque se ha anunciado que la tecnología existe, está lista, pero falta la “orden” para ponerla en funcionamiento.

Los panas y nuevos amigos del resto de Latinoamérica se asombran ante el impacto explícito de los isleños. Les resulta incomprensible que a estas alturas del siglo XXI haya que acudir a un sitio –zonas wifi- para poder acceder a un servicio que desde hace años es casi un derecho, aunque hace pocos días subió de precio, pero todavía se puede pagar por las mayorías. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Crónicas caraqueñas (Informe trimestral)

Por Boris L. García Cuartero

Entre remembranzas, acontecimientos y conmemoraciones casi pasa por alto el arribo al primer trimestre de estancia en Telesur (Venezuela). A decir verdad, no fue en lo personal nada interesante, siquiera con tiempo para pasar revista a estos 90 días de aprendizaje, asombros, papelazos y muchos etcéteras.

Sigo con una frase manida: “Parece que fue ayer” cuando llegué al aeropuerto de Maiquetía con los oídos que me zumbaban a partirse. Luego vino el temor de viajar hasta Caracas con los cristales abajo –por aquello de todo lo que se dice de la inseguridad-, la mirada atónita ante los anuncios comerciales, la inmensidad de las montañas que protegen a la capital y los grafitis a favor o en contra del gobierno y lo peor, alguna que otra alusión oprobiosa a mi tierra. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Crónicas caraqueñas (Irreverencia)

Por Boris L. García Cuartero

 

Desde hace varios días se espera el 25 de noviembre para conmemorar el acontecimiento. Una y otra vez se solicita a los muchachos de Empaquetados (trabajos de archivo) una idea, la otra… la gente de Grafía se afana en los detalles mínimos y máximos, se piensa, planifica y se pondrá al aire el mejor homenaje a quien merece todos los honores.

Para los cubanos en Telesur, se trata de recordar a Fidel en el primer aniversario de su desaparición física, para el resto de los panas, es el Comandante en Jefe, el Presidente de un país de gente arrecha, por eso nos califican de gritones, de hablar duro, de caminar “guapeaos” y es que en verdad hemos crecido guapos, para enfrentar cualquier situación. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Crónicas caraqueñas (Colas)

Por Boris L. García Cuartero

 

Para quien está acostumbrado a las colas, tener que hacer al menos dos diarias no puede ser un problema, pero si se trata de una larga fila, sin la puja de pedir el último, mangonearse los unos a los otros, sin insultos y despistes que enredan la pita en el mejor minuto, entonces la cola no tiene gracia.

Siquiera se te acerca alguien para saber de qué es la cola, y uno ahí, con la paciencia a punto de desborde, porque no funciona ninguna variante cubana para acelerar el camino hacia el destino final, que no es la compra de un producto, es llegar o salir del trabajo en horarios pico. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Crónicas caraqueñas (De feria)

Por Boris L. García Cuartero

 

Hasta el domingo 19 de noviembre los caraqueños estarán de fiesta literaria –me parece que esa manera de decir se apega más a la Feria cubana… pero bueno. En los alrededores del teatro Teresa Carreño y la Universidad de las Artes, se encuentran instaladas las carpas, donde se comercializan libros de diferentes sellos editoriales.

FILVEN es el acrónimo de la cita, que tiene a Cuba entre sus representaciones. Hasta allí me llegué este sábado, para conversar con los coterráneos, decirles, por supuesto, que trabajo en Telesur y ver si algún libro me interesaba, pero no tenían punto –los POSS de mi tierra (Point Of Sale System‎)- y aunque los precios no eran excesivos, que uno no anda con esa cantidad encima de dinero, que para eso están las tarjetas de débito. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad

Crónicas caraqueñas (Aparecen los demonios)

Por Boris L. García Cuartero

Enfermar fuera de casa es un dolor de cabeza. Y vamos, sin preocupaciones, que nada tengo, lo que voy a narrar es solo un síntoma del viajero, desacostumbrado a la variedad y calidad en materia alimenticia –aclaro para los malentendidos, cuando uno gusta de los dulces y otras chucherías.

Entrar a una panadería-dulcería en Caracas es un reto a la imaginación, al bolsillo y a la figura perdida desde hace tiempo. Muchos de los que me conocen aconsejan desde varios lugares del globo terráqueo: “cuidado con la boca”, “no engordes demasiado que a tus años se convierte en un conflicto”, “aprovecha que la oportunidad es única…” y la última recomendación es la que más me gusta. Sigue leyendo

Deja un comentario

Archivado bajo Sociedad